29/02/2016

¿Cómo adiestrar a mi perro?

Tanto si un nuevo cachobeaglerrito se ha incorporado a nuestra familia, como si ya tenemos un perro adulto que en ocasiones no se comporta como desearíamos, nos surge la duda de cómo enseñar a un perro para que tenga un comportamiento y convivencia correctos, y aprenda a responder a nuestras señales de forma adecuada.

Desde Portal del Criador queremos darte unas pautas básicas para que aprendas de forma sencilla cómo adiestrar a tu perro para que se comporte adecuadamente y actúe ante nuestras señales verbales. La paciencia, la constancia y la motivación son las claves para que este proceso de adiestramiento sea todo un éxito.

Antes de empezar a aprender cómo adiestrar un perro, queremos dejar claro qué es lo que nunca debemos hacer con nuestro cachorro o perro adulto cuando estamos enseñándole pautas de comportamiento:

  • No debemos gritar, pegar ni ser agresivos con nuestro perro, aunque este haya tenido un comportamiento del todo indeseado. Evitando estas actitudes, conseguiremos que nuestro perro se comporte como le hemos enseñado no por miedo a nuestra reacción, sino porque está motivado para hacerlo y ha interiorizado lo que le hemos enseñado.
  • Nuestro objetivo no puede ser dominar a nuestro perro, ni tratar de imponernos sobre él. Nuestro objetivo durante el adiestramiento es enseñarle a comportarse de manera adecuada en cada situación y que aprenda a responder correctamente a nuestras señales.
  • No hay que desesperar, ni tirar la toalla. Educar y entrenar a un perro no es tarea sencilla y conlleva tiempo. Además, debemos tener en cuenta que la raza y carácter de nuestro perro, así como los objetivos de enseñanza que nosotros mismos nos marquemos harán que el tiempo empleado para el adiestramiento del perro varíe en cada circunstancia. Os recomendamos echarle un vistazo a este artículo sobre cuáles son las mejores razas para adiestrar.pastor aleman

Lo ideal es empezar a educar a nuestro perro desde que es un cachorrito y llega a casa, para que asimile el aprendizaje como algo innato y pueda seguir estas pautas de comportamiento a lo largo de toda su vida. Cómo adiestrar a un cachorro, o mejor dicho cómo educar a un cachorro, no es lo mismo que educar y adiestrar a un perro cuando ya es adulto. La filosofía es la misma, pero cuando el perro aún es un cachorrito, debemos centrarnos en juegos educativos que le ayuden en su desarrollo, dejándole disfrutar de estas primeras etapas de desarrollo del animal, y no agobiarlos ni estresarlos con órdenes ni pautas de comportamiento muy estrictas. Saber cómo educar a tu cachorro de forma adecuada determinará que de adulto el animal tenga un comportamiento acorde a lo que le hemos enseñado y la convivencia y relación con tu mascota será excelente para ambas partes.

Preparando la llegada del cachorro

 

CÓMO EDUCAR A TU CACHORRO

  • ASEO

Cuando los perros aún son cachorritos, lo normal es que quiera hacer sus necesidades justo después de comer. Es ahí donde tenemos que aprovechar para educar a nuestro cachorro en que las necesidades no se hacen dentro de casa. Aprovecha justo cuando el perrito ha terminado de comer y sácalo a dar un paseo para que haga sus necesidades. Fíjate en los lugares donde muestra preferencia y vuelve a llevarlo ahí en el siguiente paseo, así relacionará los paseos con la idea de hacer sus necesidades, y las hará mucho más rápidamente al tratarse de un lugar favorito para él. Cuando haya acabado, manifiéstale lo bien que lo ha hecho repetidamente. Así entenderá la finalidad del paseo e interiorizará que las necesidades se hacen fuera de casa.

  • BUENA CONVIVENCIA

Nuestra cama no es el lugar indicado para que nuestro perro duerma o se relaje, al igual que nuestro plato de comida tampoco es de donde el animal debe comer, aunque sean las “sobras”. En cualquiera de estas situaciones donde nuestro cachorro está teniendo un comportamiento indeseado, lo que tenemos que hacer es enseñar a nuestro cachorro con un firme y rotundo “No” acompañado de una palmada y una mirada seria y directa.

Los cachorritos son muy cariñosos, pero debemos dejarle claro que no puede abalanzarse sobre las personas. Cuando lo haga, debemos cogerle las patas delanteras, colocárselas en el suelo y muy firmes decirles “No”.

  • GANAS DE MORDER

Cuando nuestro perro aún es un cachorro, se siente ansioso por probar sus nuevos dientes. Morder es fantástico para el correcto desarrollo de sus dientes y encías, pero debe hacerlo con los objetos destinados para este fin que podrás encontrar en cualquier tienda de mascotas. Además estos objetos favorecen una buena limpieza de todos sus dientes, previniendo enfermedades bucales. Cuando nuestro cachorrito muerda cualquier otro objeto que no deba morder, deberemos quitárselo rápidamente con un firme y rotundo “No”. Por el contrario, cuando muerda sus mordedores deberemos alabarlo y acariciarlo para que entienda que es lo correcto.

Preparando la llegada del cachorro

 

Cuando el perro ya ha cumplido al menos seis meses, podremos empezar con el adiestramiento de nuestro perro. Hay que ser constantes, el entrenamiento deberemos hacerlo tres o cuatro veces por semana. Lo recomendable es comenzar las sesiones de entrenamiento después de haber jugado o haber dado un largo paseo con él, así estará más concentrado en lo que le estamos enseñando porque ya habrá liberado su adrenalina. Es importante también que el animal haga sus necesidades antes de comenzar la sesión, para que esto no os interrumpa. Para adiestrar a nuestro perro deberemos elegir un lugar tranquilo y lejos de distracciones, como otros animales, gente, coches o ruidos fuertes, y donde el perro esté a gusto y no haga ni demasiado frío, ni demasiado calor.

Las sesiones de entrenamiento no deberán alargarse más de 30 minutos. Si por cualquier circunstancia fuera necesario estar más de media hora entrenando a nuestro perro, debemos hacer un parón y jugar al menos 15 minutos con el animal, para que no se sature ni se estrese, y pueda volver a retomar la sesión con toda su atención en los ejercicios.

Preparando la llegada del cachorro

 

CÓMO ENTRENAR A TU PERRO PARA QUE RESPONDA A TUS ÓRDENES

  • ACUDIR A NUESTRA LLAMADA

Para enseñar a un perro a venir cuando lo llamamos debemos engatusarlos con premios que les motiven. Cuando el perro no esté a nuestro lado, sujetaremos el premio con nuestra mano y le daremos la orden de venir acompañándolo de su nombre: “Tobby ven!” o “Tobby aquí!” . Es muy importante para adiestrar a un perro correctamente, tanto en este ejercicio como en todos los demás, que siempre mantengamos la misma forma de expresar la orden, para que el perro interiorice ese mensaje y lo relacione con la acción en concreto que le estamos enseñando.

Cuando el perro haga caso a nuestra llamada y se acerque a nosotros, le daremos el premio y le felicitaremos y acariciaremos con entusiasmo. Poco a poco hay que ir intercalando los momentos en los que le damos el premio, de manera que a veces le llamamos y recibe premio, y otras no. Pero siempre hay que felicitarle por hacerlo bien y venir con nosotros. Con el tiempo, podremos retirar por completo el premio, pero manteniendo las alabanzas.

  • SENTARSE

Para saber cómo entrenar a un perro para que se siente, debemos colocarnos delante de nuestro perro y con la mano izquierda agarrarlo suavemente del collar para que no se mueva de nuestro lado. Con nuestra mano derecha, le presionamos en la espalda, en la zona del trasero, de forma que doble sus patas traseras y se siente. Mientras hacemos esto, con voz firme le damos la orden a la que queremos que responda. Puede ser “Siéntate”, “Sit”, “Sienta”… Pero siempre debemos decírselo de la misma manera.

Cuando se siente, le soltamos del collar, le felicitamos y acariciamos y le damos una recompensa. Con el paso de las semanas conseguiremos que nuestro perro se siente solo con escuchar la orden. Es muy importante ser constantes y tener paciencia.

  • LEVANTARSE

Una vez que hemos conseguido enseñar a nuestro perro para que se siente con nuestra orden, tenemos que trabajar para que se levante también cuando nosotros se lo indiquemos. Para ello, realizamos el ejercicio anterior y cuando esté sentado, nos vamos alejando de él poco a poco sin darle la espalda. Cuando se levante le diremos un rotundo “No” y volveremos a darle la orden de sentarse. Debemos repetir esto hasta que sea capaz de mantenerse sentado. Iremos poco a poco alejándonos cada vez un poco más, le daremos la orden de venir para que se acerque y le felicitaremos y premiaremos. Cuando aprenda a hacerlo bien, en el siguiente entrenamiento nos alejaremos un poco más todavía y así hasta que sea capaz de mantenerse sentado hasta que no le indiquemos lo contrario aunque nosotros nos alejemos cinco o diez metros.

  • PASEAR A NUESTRO LADO

Para enseñar a un perro a pasear correctamente a nuestro lado, necesitamos una correa de máximo un metro de largo para atarlo. Empezaremos a caminar junto a él y en el momento en el que el perro intente ponerse por delante de nosotros, daremos una vuelta de 180º para desorientarlo e ir por otro camino. Debemos ir cambiando el rumbo y la dirección de forma frecuente durante los paseos para que el perro sepa que tiene que estar atentos a nosotros y seguirnos sin adelantarse. No es fácil, pero con paciencia conseguiremos que pasear a nuestro perro sea todo un placer y se mantenga a nuestro lado.

 

Preparando la llegada del cachorro

 

Esperamos que os hayan sido útiles estos consejos y recomendaciones y empecéis a ponerlos en práctica desde hoy mismo con vuestros cachorritos y perros adultos. Recordad siempre la importancia de ser pacientes y constantes cuando hablamos de adiestrar y educar a un perro. No debemos estresar al animal, ni obligarlo a hacer nada que no quiera hacer. Si un día vemos que el perro no tiene ánimo para entrenar, lo mejor será dejar la sesión de entrenamiento para otro día.

Podéis seguir al día de todos nuestros consejos en el blog de Portal del Criador.