07/07/2015

Cómo elegir entre un gato macho o hembra

Si has decidido tener un nuevo miembro felino en la familia seguramente te vayas a hacer la siguiente pregunta “¿una hembra o un macho?”. Al fin y al cabo, es una mascota que va a convivir contigo como mínimo 10 años de tu vida. Es importante decidir si quieres un gato de pelo corto o una gata de pelo largo, por ejemplo.

 

QUÉ TIENES QUE SABER SOBRE LOS GATOS MACHOS Y HEMBRAS

Tienes que tener en cuenta una cosa: el comportamiento de los gatos varía mucho a cuando están o no castrados. Un gato macho no castrado va a querer salir de noche todos los días en sus periodos de celo, va a montar a las gatas siempre que pueda, va a marcar todos los rincones de la casa y no va a ser muy social con sus dueños. Sin embargo, un gato macho castrado se vuelve todo lo contrario: no sale nunca toda la noche, pierde el interés (si lo ha conocido alguna vez) de montar a las gatas, y se vuelve tremendamente cariñoso y meloso con su dueño o dueña.

Como elegir entre gato macho y hembra
 
 
Como elegir entre gato macho y hembra

Por otro lado, las gatas son más especiales. Son más independientes, van a necesitar su espacio y sólo querrán caricias en contadas ocasiones. Tienes que saber que en sus épocas de celo, se ponen muy pesadas. Maúllan mucho, incluso gritan. Se revuelcan por el suelo, en ti, en los muebles y marcan su territorio también. Su comportamiento tras castrarlas varía sólo en que esos días de celo desaparecen, pero el resto se mantiene. Sigue siendo la misma gata sosa, independiente e interesada.

 

 
 

Es cierto que esto no se puede generalizar siempre, ya que cada gato (al igual que las personas) tiene su personalidad. Puedes dar con un gato independiente que no te haga caso o con una gata melosa que no te deje de acariciar. Cada gato tiene sus costumbres y aficiones, y en función del entorno en el que se críen, desarrollará más o menos su lado independiente.

 
Como elegir entre gato macho y hembra
 

 

Al margen del género del gato que vayas a acoger en tu casa, deberías tener en cuenta que una mascota se convierte en un miembro más de la familia y por ello, se merece los cuidados necesarios e imprescindibles para su próspero desarrollo. Sino estás seguro de poder dárselos, es recomendable que optes mejor por una mascota que requiera menos atenciones.