08/09/2015

Cómo entender el lenguaje corporal de tu perro

  ¡Hazme caso!

Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre y eso es porque aparte de ser un animal inmensamente fiel y agradecido, tiene facilidad para comunicarse y en general nos basta con aprender ciertas señales para entendernos a la perfección. Para llamar tu atención empleará múltiples técnicas. Desde poner su pata en tu pierna, poner su hocico entre tus piernas, perseguirte por la casa, ladrarte para jugar, etc. Depende de qué quiera conseguir al llamar tu atención, su forma de hacerlo variará de un modo a otro.

¡Estoy enfadado!

El instinto de nuestro perro hace muchas veces que el enfado se convierta en agresividad. La agresividad se manifiesta a través de sus orejas y de sus gruñidos y ladridos. Éstas estarán hacia delante para estar alerta ante un ataque y hacia atrás si este enfado viene provocado por el miedo. Los gruñidos y ladridos nos pueden ayudar a saber cuál es la intensidad del enfado de nuestra mascota, además de los dientes, los cuales mostrará y la cola que estará erizada y levantada.

 

Soy el líder

Cuando tu perro quiere mostrarse dominante frente a ti o a una situación, sus orejas se pondrán erectas y hacia delante. También puede mostrar dominancia colocando su cabeza o su mentón o la pata en la parte posterior del cuello o en los hombros de otro perro. La manera más eficaz de entrenar a un perro para conozca los límites y quién es el líder de la casa se llama “reforzamiento positivo” o “entrenamiento con un clicker”. Es el tipo de entrenamiento más estable que los científicos, veterinarios y entrenadores de animales han demostrado.

 

Tengo miedo

Cuando tu perro se sienta asustado, en una situación incómoda, sus orejas estarán echadas hacia atrás o incluso pegadas a su cabeza. Debemos prestar atención a su cola que estará retraída entre las patas traseras y a sus ojos que no estarán entreabiertos. Algunos perros pueden emitir gemidos a modo de lloros, manifestando que se sienten indefensos.

 

Como elegir entre gato macho y hembra
 

Tú mandas

Observa a tu perro y aprende de tus hábitos, gestos y movimientos, eso hará que la comprensión de su comportamiento sea más fácil y natural. Cuando un perro está sumiso, mantendrá las orejas hacia atrás y la cola entre las patas traseras, moviéndola y evitará a toda costa el contacto visual como señal de sumisión. Es importante saber que para un perro una postura sumisa es totalmente normal en sus interacciones día a día. Esto se observa mucho en las razas más cercanas al lobo, donde existe un líder y el resto se muestran sumisos como signo de respecto y fidelidad.

 Teckel

¡Quiero jugar!

Los perros expresan su confianza y su deseo de jugar mediante señales corporales y posturas. Cuando tu perro quiera jugar contigo, estará con las orejas relajadas hacia adelante, con la cola levantada y moviéndola enérgicamente. Si está frente a ti, la postura será con la cabeza y el pecho sumergido en el suelo, las patas delanteras extendidas hacia fuera, con la parte trasera y la cola hacia arriba, entonces será una clara invitación para jugar. A esto se le conoce como la "reverencia del juego". Los dueños suelen confundirlo con una postura de ataque, pero que claramente denota que es tiempo de jugar. Si la cola del perro está en una posición neutral es muy probable que se sienta seguro y amigable.

Como elegir entre gato macho y hembra