30/10/2014

Cuidados: Pautas para cuidar la salud y la higiene del cachorro

Un cachorro debe crecer fuerte y sano, pues su salud en estas primeras etapas es fundamental para ayudar a una larga esperanza de vida. Además, manteniendo una buena higiene desde el principio evitaremos problemas posteriores. Son muchas las pautas a tener en cuenta para cuidar la salud y la higiene de nuestro cachorro, y os presentamos algunas de las más importantes: la primera visita al veterinario, su identificación, los baños, la salud bucal y el cuidado de los ojos y los oídos.

PRIMERA VISITA AL VETERINARIO

royal
Primera visita al veterinario

Una de las primeras medidas que debemos llevar a cabo una vez que tenemos a nuestro cachorro en casa, es llevarlo al veterinario. En esta primera visita le hará una revisión general para comprobar su buen estado de salud general. También nos indicará el programa de vacunas y desparasitaciones, y nos dará las recomendaciones necesarias para una correcta alimentación.

Además nos indicará los cuidados necesarios relacionados con su higiene, los paseos, su educación, etc. Y será el momento adecuado y la persona indicada para consultar todas las preguntas que nos hayan podido surgir.

IDENTIFICACIÓN

royal
Identificación

Siempre existe la posibilidad de que un cachorro se pierda, o peor aún, que sea robado,  y la mejor manera de que podamos recuperarlo es que esté identificado.

Actualmente el método más extendido es el microchip, que además de constituir un sistema de identificación útil cuando se pierde un animal, permite llevar un registro de la población canina. Su implantación es parecida a una inyección. Suele hacerse coincidiendo con la vacunación, aunque el microchip se puede poner en cualquier otro momento. Queda localizado debajo de la piel y puede ser leído con un lector siempre que sea necesario.

El microchip lleva un número de identificación único, que figura en una base de datos asociado a los datos del propietario. De esta forma, cuando alguien encuentra un perro extraviado, puede llevarlo a una clínica veterinaria para que le pasen el lector. Se leerá su número de identificación y se contactará con la central de datos, que informará de cómo localizar al propietario.

Se trata de un sistema permanente y seguro, sin embargo nunca está de más que el collar lleve una chapa u otro identificador con el número de teléfono y los datos del propietario para poder contactar de una manera más inmediata.

BAÑOS Y CEPILLADOS

royal
Baños y cepillados

Para favorecer la salud de la piel y el aspecto lustroso del pelaje del cachorro, son fundamentales los baños y el cepillado.

La frecuencia del baño depende de la longitud del pelo. En general, para los de pelo corto es suficiente con dos baños al año, mientras que en los de pelo largo se debe hacer cada tres meses aproximadamente. Esto es orientativo, siempre habrá que seguir la recomendación del veterinario, que también puede indicar el producto más adecuado y cuándo se puede empezar a bañar al cachorro.

Los baños se harán con agua templada y después se le secará muy bien con una toalla. Luego el cachorro deberá quedarse en una habitación con una temperatura cálida hasta que esté completamente seco. En verano podrá secarse a al aire libre.

Independientemente del tipo de pelaje, los perros mudan el pelo. Si pasan mucho tiempo en el exterior, mudan el pelo dos veces al año (primavera y otoño), pero si viven dentro de casa no se ven afectados por los cambios de luz y mudan durante todo el año, aunque de manera más intensa también en otoño y primavera.

El cepillado es tan importante porque contribuye a eliminar los pelos muertos. La frecuencia y el tipo de cepillo dependerán del tipo de pelo. En general, podría decirse que para los cachorros de pelo corto puede ser suficiente uno o dos cepillados a la semana, mientras que a los de pelo semilargo y largo  habría que cepillarles todo los días.

CUIDADOS DE LAS OREJAS DEL CACHORRO

royal
Cuidados de las orejas del cachorro

La higiene y el cuidado rutinario con los oídos del cachorro es muy importante para mantenerlos sanos.

El conducto auditivo del perro tiene una forma acodada que dificulta la expulsión de la suciedad, al tiempo que favorece el desarrollo de bacterias, levaduras y parásitos. Además los perros con las orejas caídas son más propensos a padecer enfermedades del conducto auditivo.

Para prevenir otitis y mantener la salud de sus oídos hay que hacer controles en casa, observando el color de la piel de las orejas y si hay secreciones y olores extraños.

También se pueden hacer limpiezas periódicas. Para limpiar la oreja se puede usar una gasa humedecida y pasarla entre los pliegues y surcos. Para el conducto auditivo se pueden utilizar  soluciones específicas para los oídos de los cachorros. Se aplica una pequeña cantidad, se masajea la base de la oreja, se deja que el perro sacuda la cabeza y se limpian los restos del producto y se seca bien toda la zona con una gasa.

Por último no debemos olvidarnos de secar los oídos después del baño, si se mete al agua, o si sale en un día lluvioso.

Si detectamos alguna alteración lo mejor es consultar al veterinario, que nos indicará el tratamiento adecuado cuando sea necesario.

CUIDADOS DE LOS OJOS DEL CACHORRO

royal
Cuidados de los ojos del cachorro

El cuidado de los ojos es fundamental para mantener su salud y debe constituir una rutina diaria. Acostumbrar al perro a esta práctica desde cachorro, facilitará su realización en el futuro.

Como norma general, deben revisarse los ojos a diario para confirmar que no hay descargas, inflamación u otra alteración, que pueda requerir un tratamiento específico.

Pueden quedar depósitos de legaña en el ángulo interno y en la parte externa del ojo, dependiendo de la raza o del tipo de pelo del perro,  que deben eliminarse con mucho cuidado. Se puede utilizar una gasa o un papel suave humedecido con agua o suero fisiológico. En algunos casos se pueden utilizar soluciones específicas, que serán recomendadas por el veterinario.

CUIDADO DENTAL

royal
Cuidado dental

Una correcta higiene dental es fundamental para la salud oral. Aunque el cachorro tiene dientes de leche, que serán sustituidos por otros definitivos, hay que comenzar con el hábito del cepillado de forma gradual y lo más temprano posible. La efectividad del cepillado dependerá de la cooperación del animal y de la motivación del propietario, por lo que es importante tratar de que ese momento sea agradable, tanto para el perro como para nosotros. De esta forma, el cachorro lo asociará con algo positivo y será mejor tolerado. Así se acostumbrará y posteriormente nos dejará cepillarle sin mayores  complicaciones.

El objetivo de la higiene oral es evitar la calcificación de la placa dental, que da lugar a la formación de sarro. La forma más eficaz es el cepillado dental, realizado de forma ideal a diario, utilizando cepillos diseñados específicamente para perros. También es recomendable utilizar pasta dental especial para perros, con un sabor agradable y que no hace  espuma, ya que suele permitir un cepillado más prolongado  y por tanto más eficaz.