27/10/2015

Higiene del perro: El Baño

El momento del baño puede ser un momento muy temido tanto para algunos perros asustadizos, como para sus dueños por el esfuerzo que conlleva mantenerles quietos en un espacio con agua y jabón, especialmente si son perros de razas grandes. Sin embargo, a pesar de que se trate de un perro muy inquieto o con miedo al agua siempre podemos hacer del baño lo más agradable posible, de forma que nuestra mascota se vaya acostumbrando y cada vez resulte más fácil.

 Empieza por cepillarlo

Cepilla bien a tu perro previamente al baño para retirarle todo el pelo que está desprendido y desenrédalo de forma que luego será mucho más sencillo enjabonarte por completo. El cepillado debe ser suave, sin incomodar al animal y dándole un premio como recompensa por portarse bien. El agua enmaraña los nudos y en perros de pelo largo, puede convertirse en una pesadilla cepillarle una vez mojado. Para cepillarlo podemos comenzar por su cabeza, posteriormente la espalda, sus laterales, para con posterioridad cepillar partes del cuerpo un poco más difíciles como son sus extremidades, es decir las patas y cola.

Como mantener a tu gato entretenido en tu ausencia

Agua y Jabón

Los paseos al aire libre, juegos en el parque donde hay arena o barro o simplemente la contaminación de la ciudad ensucian cada día a tu perro y por ello la pregunta más frecuente que nos realizamos es ¿Cada cuánto debo bañar a mi mascota?

Sin embargo no hay una respuesta única para esto. La frecuencia de los baños depende del estilo de vida del perro. Si nuestra mascota vive en un jardín, pasando mucho tiempo al aire libre necesitará una frecuencia de baño mayor que si se trata un perro que vive en interior y por lo tanto estará menos expuesto a ensuciarse. Un perro de pelo largo necesitará por lo general un baño al mes, y un perro de pelo corto, con un baño cada tres meses sería suficiente. La higiene canina puede ayudar a evitar enfermedades, alergias o la caspa que tan molesta puede llegar a resultar.

Para facilitar el momento del baño, podemos adquirir una alfombrilla antideslizante, que hará sentir más cómodo a nuestro perro dentro de la bañera o ducha. Tapa las orejas del perro para que no entre agua y evitar las otitis. Báñale con agua tibia y háblale con un tono suave para que no se estrese en una ambiente en el que no se siente seguro. Sobre todo TEN PACIENCIA.

 

 

Como mantener a tu gato entretenido en tu ausencia

 

Limpieza de orejas y corte de uñas

Aprovecha la sesión de baño para dedicarle unos minutos a las orejas y las uñas de tu perro. Con la ayuda de un paño humedecido puedes limpiar sus orejas, existen numerosos productos específicos para retirar la suciedad de las orejas de nuestra mascota sin mucho esfuerzo. Además puedes recortar sus uñas, con un cortaúñas especial para caninos que te hará la labor más fácil y rápida. Presta mucha atención para que el corte no afecte a la parte blanda de la uña, ya que puede resultarle doloroso hasta que le crezca de nuevo.

Una vez seguidos todos estos consejos, que con la práctica se harán más cotidianos, nuestro perro gozará de una higiene envidiable!!