12/02/2016

Labrador y Pastor Alemán: Mejores razas para adiestrar

Como en otros aspectos de los caninos, la parte del aprendizaje y del adiestramiento varía según la raza de perro de la que se trate. Existen algunos perros más fáciles de adiestrar que otros y hoy vamos a hablar de dos de ellos, que precisamente se caracterizan por su gran respuesta al adiestramiento. El Pastor Alemán y el Labrador Retriever son de las mejores razas de perros para adiestrar y se utilizan a diario como perros de asistencia, perros lazarillo o perros de rescate en situaciones de emergencia.

Preparando la llegada del gatito

 

Aprendiendo algunas pautas sobre cómo adiestrar a un labrador y especialmente si se hace desde cachorro veremos que es una tarea muy gratificante, y hablamos especialmente de ésta etapa ya que es cuando absorben como una esponja todo lo que les rodea. Son perros con una motivación para el trabajo excelente y muy activos mentalmente.

Para aprender cómo educar a un perro labrador es importante tener en mente que son perros muy activos y al igual que nos pasará con el adiestramiento del Pastor Alemán, tendremos que canalizar sus energías para conseguir un perro equilibrado. Dirigir en todo momento sus conductas, aportar estimulación en la justa medida, satisfacer sus necesidades etológicas y adaptarnos a cada fase cognitiva de nuestro labrador conlleva ajustar el adiestramiento e ir utilizando diferentes técnicas de aprendizaje a lo largo del proceso.

Al igual que el Labrador, el adiestramiento del Pastor Alemán también tiene grandes resultados. A menudo estos perros son utilizados como lazarillo para personas invidentes o cómo perros de rescate en catástrofes naturales. Consiguen salvar vidas gracias a sus grandes instintos y destrezas pero todo ello viene arropado por un riguroso entrenamiento previo.

En el ámbito doméstico, el pastor alemán viene predispuesto a entendernos y a obedecernos si le sabemos trasmitir las órdenes de manera adecuada. El Pastor Alemán suele ser muy protector con el dueño y a veces tiende a sobreproteger al mismo. Suele tener una conducta cautelosa con los extraños, esto no significa que no sea un perro amistoso. Es conveniente que socialicemos bien al Pastor Alemán con las personas y de ese modo no habrá problemas cuando vengan a visitarnos a casa.

Preparando la llegada del gatito

 

Cuando antes comencemos el adiestramiento más fácil nos resultará. Es importante pasar tiempo con tu perro para que coja confianza. Antes de proceder con enseñanzas concretas es bueno dedicar algo de tiempo a jugar con él y que se relaje, ya que si el perro se muestra temeroso no está preparado para aprender nada. Dentro del juego, intenta que se tumbe de espaldas. Es otro paso en la confianza del cachorro.

Muéstrale quien es el líder de la manada. Los pastores alemanes son muy proclives a obedecer a una persona, su dueño, pero debemos tener cuidado en caso de vivir con más gente ya que puede aprender que uno es el líder pero que el resto están por debajo de él (el perro) en la manada. Si el perro no tiene clara la jerarquía no aceptará órdenes de otras personas aparte de su dueño.

Tanto para una raza como para otra el adiestramiento con el refuerzo positivo es el método más extendido y valorado entre los profesionales. El reforzamiento positivo es el aumento en la frecuencia de una conducta cuando se presenta un evento favorable inmediatamente después de esa conducta. Este evento favorable se conoce como reforzador positivo. En otras palabras, la conducta se fortalece cuando es seguida por un reforzador positivo. Cuando el cachorro responde favorablemente a una señal o conducta se le premiará, en vez de castigarlo cuando no responda a esta señal o conducta.

Para ello es muy importante:

  • Fomentar el vínculo entre dueño y perro.
  • Trabajar con la comida como única herramienta.
  • No ponerse nervioso ni gritar al perro para darle las órdenes. El perro debe entender que el grito es signo de emergencia y por lo tanto debe obedecer inmediatamente.
  • El castigo no tiene que causar dolor. Simplemente debe reducir el comportamiento que precede.

Descubre más consejos como éste en El Portal del Criador.