14/03/2016

Practicar deporte con tu perro

Hacer deporte con tu perro puede ser una muy buena rutina para mantenerse en forma. No sólo por la práctica de ejercicio tanto para el dueño como para el perro, sino porque se realizará en buena compañía y con la motivación de hacer dos cosas en una, mejorar la salud de ambos, aliviando las tensiones y quemando toda la energía para llegar a casa y limitarse a descansar.

Para establecer una rutina de ejercicio con tu perro, deberemos prestarle atención paraver cómova respondiendo en las primeras sesiones y deberemos aprender a interpretar señales corporales del perro que nos indiquen que está extenuado o que nuestro ritmo no es adecuado para él.

Elige la hora correcta del día para ejercitarte. Los perros jadean para liberar el calor y no tienen el eficiente sistema de sudoración de los humanos. Por lo tanto, restringe el tiempo de ejercicio a las horas más frescas del día, ya sea temprano en la mañana o en la noche, evitando las horas de sol, especialmente en verano.

Además, hay que tener en cuenta el tamaño y la edad de nuestro perro, ya que no se recomienda realizar estos ejercicios cuando el perro tiene menos de un año de edad o cuando se trata de algunas razas pequeñas para las que este ejercicio supondría un sobre esfuerzo. Los perros más idóneos son los de tamaño medio o grande y alrededor de 20 a 30 kilos.

Recuerda que para practicar cani sport hay que tomarse el tiempo suficiente, con paciencia, para que el perro se acostumbre a este nuevo ejercicio y para entrenarle de forma que entienda las órdenes y disfrute mientras tanto. Adquiere el arnés y la correa adecuada para cada perro y deporte en concreto que hayas elegido realizar, ya que será fundamental para el correcto desarrollo del ejercicio.

Será muy importante mantener hidratado a tu perro con agua fresca después de la práctica, así como darle una recompensa por el buen entrenamiento realizado.

Hay multitud de deportes que se pueden realizar con animales; caminar, correr, nadar, entrenamientos de agilidad, patinar… Aquí te presentamos dos de las modalidades más extendidas a la hora de hacer ejercicio junto a tu perro al aire libre:

Canicross: Desde que el running se puso de moda hace ya unos años, cada vez son más las personas que prueban a practicar running con su perro. A esta modalidad se la conoce como canicross, y consiste en correr atado con una correa situada en la cintura que va al arnés del perro. Normalmente se practica sobre tierra, aunque también se puede realizar sobre nieve.

Al fin y al cabo se trata de una “coreografía” en la que la parte más importante es la sincronización entre los movimientos del perro y del dueño, para lograr así una sintonía en el trote. Para el entrenamiento canicross el perro debe ir siempre delante, lo que hace que el dueño note la fuera del perro, por eso es importante sincronizar ambas carreras.

Bikejöring: En esta modalidad, la bicicleta de montaña será el material fundamental que necesitaremos para hacer ejercicio junto a nuestro perro. Es la versión simple de del Mushing, un deporte proveniente de una forma de transporte nórdica caracterizada por el uso de perros para deslizarse en trineo por la nieve. En el bikejöring, tendremos que buscar un camino ancho y sin mucho desnivel, ya que será el perro el que tenga que tirar con su inercia de nuestra bicicleta, por su puesto ayudándole en todas las subidas y controlando las bajadas con el freno, de forma que no se pierda la sincronía entre ambos.

Ya sabes, realizar ejercicio con tu perro os unirá creando un gran vínculo entre vosotros. ¡Anímate a probarlo!