BENGAL

 ORÍGEN

Los orígenes del Bengalí tienen sus raíces en el trabajo del Dr. Centerwall que, en los años sesenta durante sus estudios, crió varios híbridos de su gato leopardo. En 1970 William (Bill) Engler, que era un empleado del zoológico que había estado involucrado con los gatos exóticos durante muchos años, tuvo dos camadas de gatitos engendrados por un gato leopardo. Los gatos de Bill finalmente llegaron a la tercera generación y fue él quien creó el nombre de "Bengalí". Fue Jean Mill Sudgen quien estableció al Bengalí como un gato doméstico gracias a la enorme cantidad de tiempo y energía que dedicó en promocionar la raza por todo el mundo.

 CARÁCTER

El Bengalí es un gato seguro, curioso y de buena compañía. Se lleva bien con otros animales domésticos y disfruta de formar parte de una familia. Es un gato activo por naturaleza. Es muy cariñoso y pueden ser un gato mimoso, pero por lo general su idea de diversión es jugar, perseguir, escalar e investigar. Siempre querrán estar donde esté su dueño. El Bengalí siempre elegirá la acción. Si se le ofrece un juguete estático y uno más 'salvaje' con acciones imprevisibles, siempre elegirá la segunda opción.

 MORFOLOGÍA

Es un gato de tamaño mediano a grande, de pelo liso y de aspecto muy musculoso. Su cabeza es pequeña en proporción a su cuerpo, con las orejas de punta pequeñas y redondas y ojos bastante grandes en forma de óvalo. El manto se presenta en dos variantes: grandes dibujos o con pequeñas manchas. En ambos patrones hay un contraste claramente definido por el color. La textura del pelo es muy suave, lo que es una reminiscencia de la piel de algunos animales silvestres.

 COLORES

Marrón, blanco nieve y sepia / mink

 CONSEJOS PARA EL CRIADOR

Al bengalí le gustaría ser capaz de jugar, trepar y estar siempre en lo alto, por lo que será necesario tener un juguete para trepar, así como una amplia variedad de juguetes para gatos.

Bengal

Criadores de esta raza

Camadas de la raza Bengal

No hay camadas de esta raza.

Progenitores de esta raza