BURMESE

 ORÍGEN

Está documentado que los gatos marrones eran conocidos hace muchos siglos en el área de la actual Tailandia. Eran probablemente los conocidos como Thong Daeng, Supalak o gato Copper criados en la provincia de Ayutthaya en el antiguo Reino de Siam. Los gatos marrones se importaron al Reino Unido en el año 1900, aunque en ese momento se creía que eran una variedad de colores de siameses y no tuvieron ningún apoyo. Los Burmeses como se le conoce oficialmente en Europa, surgieron a partir de un pequeño gato marrón llamado Wong Mau, al que trajo a EE.UU. desde Birmania en 1930 un tal doctor Thompson.

 CARÁCTER

La personalidad de los Burmeses es lo que les ha hecho populares; aman a sus dueños y son igualmente felices con los niños y con otros animales. Es un gato muy seguro de sí mismo y con gran agilidad, suelen saltar en el aire para atrapar cosas. A menudo, son juguetones y traviesos, pero también profundamente afectuosos, formando un estrecho vínculo con sus dueños de los que son muy dependientes.

 MORFOLOGÍA

De apariencia los burmeses son gatos de tamaño mediano, elegantes, con delicadas patas y pezuñas. Tienen un pecho redondeado y un cuerpo compacto y musculoso que les da un peso sorprendente para su tamaño. Tienen un pelo brillante y corto extremadamente sedoso y de textura satinada, lo que es propio de la raza. Los ojos son de un color amarillo o dorado profundo.

 COLORES

Marrón, azul, chocolate, lila, rojizo, crema y las 4 variedades tortuga.

 CONSEJOS PARA EL CRIADOR

Si el gato va a estar solo en casa durante largos períodos de tiempo, es recomendable tener otra mascota para hacerle compañía.

Burmese

Criadores de esta raza

No hay criadores de esta raza.

Camadas de la raza Burmese

No hay camadas de esta raza.

Progenitores de esta raza

No hay progenitores de esta raza.