PERSA

 ORÍGEN

La cría de gato Persa para muchos es sinónimo de gato de lujo, porque se le considera el máximo representante de las razas nobles. Su porte tranquilo, su pelaje majestuoso y su gracioso hocico plano, lo convierten en el rey de las exposiciones de gatos de raza.

 CARÁCTER

Los criadores coinciden en que esta raza es un tipo de gato dependiente del dueño y demanda más cariño de lo habitual en otras razas. Las camadas de la raza Persa son pequeñas, naciendo sólo 3-4 crías por parto como máximo. Además, las crías al nacer son muy delicados y necesitan más atención que el resto de razas.

 MORFOLOGÍA

Todo apunta a que los primeros ejemplares llegaron a Inglaterra hacia el 1800 procedentes de Turquía y de la antigua Persia (Irán). La camada de gato persa fue llevada a EEUU por exploradores como botín junto con joyas y comida. Debido a que tiene el pelo más largo y sedoso de todas las razas de gatos, es considerado la raza del lujo. También es indispensable mantener este pelaje y por ello, necesita muchos más cuidados que otra raza. Tiene un cuerpo compacto, con patas cortas y cabeza redonda. La nariz chata y pegada a la cara, con orejas pequeñas y redondeadas con mechones en las puntas. Sus ojos redondos y pegados a su nariz es muy común que lagrimeen.

 COLORES

Todos los colores.

 CONSEJOS PARA EL CRIADOR

Se recomienda cepillarle a diario para evitar enredos y nudos.

Persa

Criadores de esta raza

Camadas de la raza Persa