AKITA AMERICANO

Un perro con apariencia de oso

Amistoso, alerta, sensible, majestuoso, dócil y valiente: estos son los adjetivos que describen mejor al Akita Americano, un poderoso animal de compañía del que se alaban sus instintos innatos de perro guardián. Se recomienda encarecidamente su sociabilización desde edades tempranas. Se muestra relativamente desconfiado ante los desconocidos, y algo dominante con otros perros. Si bien no ladra en demasía, rebosa confianza, haciendo notar su presencia en cualquier circunstancia.

 DESCRIPCIÓN

Una raza que ha evolucionado El Akita comenzó a ser conocido en Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial, donde fueron introducidos por el personal militar que volvía al país, procedente de Japón. Distintos cruces con molosos y Pastores Alemanes originaron la raza que conocemos hoy en día. El primer club de la raza se estableció en 1956, y el Kennel Club Americano la reconoció en 1972 (es decir, permitió su registro en el libro de orígenes y acceso a todas las exposiciones). Una cabeza de oso polar Este perro, grande y de constitución robusta –bien equilibrado y con huesos pesados–, presenta una cabeza amplia, en forma de triángulo obtuso, un hocico profundo, ojos relativamente pequeños y orejas erguidas, dirigidas hacia delante, prácticamente en línea con la parte posterior del cuello. Se dice que su cabeza recuerda a la de un oso, en concreto a la de un oso polar, pero lo cierto es que su parecido se queda ahí.

 FICHA
Morfología Lupoide
Otros nombres Akita
Cuidados 2
País de origen US
Akita Americano


 SABÍAS QUÉ

Se han entablado muchas discusiones entre aquellos que defienden el Akita Japonés y aquellos que defienden el tipo americano considerándolo una raza de propio derecho. Hoy en día, la F.C.I. reconoce al Akita Inu como una raza japonesa, y al Akita Americano como una raza propia de Estados Unidos.

Maciza y proporcionada respecto al cuerpo, no debe presentar arrugas cuando el perro está en reposo.

Cabeza de la mascota

Más largo que alto. La piel no es ni muy fina, ni demasiado firme o laxa.

Cuerpo de la mascota

Presenta una doble capa de pelo. El subpelo es grueso, suave, denso y más corto que el pelo de cobertura.

Pelaje de la mascota

Erectas y firmes, pequeñas en relación con el resto de la cabeza.

Orejas de la mascota

De inserción alta, fuerte y con abundante pelo, llevada sobre la espalda o contra el flanco.

Cola de la mascota

Se admiten todos los colores: rojo, leonado, blanco, etc., y comprende el atigrado o pinto.

Color de la mascota

Criadores de esta raza

Camadas de la raza Akita Americano

No hay camadas de esta raza.

Progenitores de esta raza